La Cúrcuma y sus beneficios

La Cúrcuma y sus beneficios





Qué es la cúrcuma

La cúrcuma (Cúrcuma Longa) es una planta originaria de Asia. Se suele presentar en forma de polvo como especia a partir de su raíz, es de la familia del jengibre (Zingiberacea) y se compone de un 3% a un 4% de curcumina o también llamado diferuloilmetano, el compuesto principal (polifenol) que le proporciona beneficios.

La cúrcuma ha sido utilizada domésticamente por su color y sabor en algunas comidas y a su compuesto (curcumina) se le han reportado muchos beneficios como antiinflamatorio, antioxidante, antidiabético, hepatoprotector, antihiperlipidémico, neuroprotector, cardioprotector y anticancerígeno entre otros. Debido a esto, durante las últimas décadas se ha estudiado mucho en diversas enfermedades a las que se le ha reportado beneficios que comentaremos a continuación.

Destaca por su acción antiinflamatoria y se ha investigado en enfermedades como la enfermedad inflamatoria intestinal (ej.: colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn), artritis, esclerosis o enfermedades con algún componente inflamatorio.

Actualmente su polifenol (curcumina) se encuentra en el grupo B respecto al nivel de evidencia en el Instituto Australiano del Deporte (AIS).

 

Beneficios del principal compuesto de la cúrcuma, la curcumina

La literatura científica ha observado beneficios de este compuesto de la cúrcuma en diferentes casos como puede ser en el hígado graso no alcohólico, marcadores de riesgo cardiovascular y a nivel del sistema nervioso, entre otros. De momento se sigue investigando y faltan mayor cantidad de estudios, pero los resultados parecen ser prometedores.

 

  • Daño muscular inducido por el ejercicio y DOMS

La curcumina, que es el principal compuesto de la cúrcuma, parece ser eficaz para atenuar el daño muscular inducido por el ejercicio y DOMS (agujetas) después de un ejercicio de fuerza, ya que reduce los niveles séricos de la creatina quinasa (CK) y el índice de dolor muscular (VAS) en adultos. De todos modos, se necesita realizar más estudios para saber la dosis concreta.

 

  • Estrés oxidativo

El estrés oxidativo (EOX) está relacionado con múltiples enfermedades y el envejecimiento. Un metaanálisis evaluó el efecto de la curcumina a partir de diferentes estudios en los biomarcadores de estrés oxidativo. Se observa una reducción en uno de los biomarcadores (malondialdehido sérico) pero no en todos a partir de una dosis de 600mg/día. El efecto fue mayor cuando se combina con piperina. En otro metaanálisis se observó una reducción de la interleucina 6, proteína C reactiva y el malondialdehido.

Por lo tanto, la curcumina, el compuesto principal de la cúrcuma, podría presentar un papel antioxidante y antiinflamatorio, pero de momento no se reconoce efectiva completamente para prevenir ciertas enfermedades.

 

  • Función neuroprotectora

A nivel neuroprotetor, los estudios muestran que una disminución del factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC) en sangre puede provocar disfunciones en el la función cognitiva, aprendizaje, la memoria y puede causar trastornos del comportamiento. Esta sustancia es una neurotropina que facilita la neurogénesis, neuroprotección, neuroregeneración, la plasticidad sináptica, supervivencia neuronal y el recuerdo de la memoria en la corteza frontal y el hipocampo. Se sugiere que ciertos trastornos disminuyen los niveles de esta neurotropina a causa de un aumento de la inflamación y estrés oxidativo. 

Debido a que se comentaba el poder neuroprotector de la curcumina, el compuesto de la cúrcuma, se investigó el efecto de esta con una dosis que varió desde los 200 a los 1820mg al día entre 8 a 12 semanas. El resultado fue, a partir de una revisión sistemática con metaanálisis que la suplementación con curcumina aumenta los niveles séricos de FNDC, por lo que es un potencial suplemento en trastornos neurológicos asociados a niveles bajos de FNDC (como el trastorno depresivo mayor, trastorno bipolar, esquizofrenia y trastornos relacionados con la ansiedad). No obstante, los estudios eran muy heterogéneos debido a las diferencias de edad, sexo y duración del ensayo. Se necesitan más estudios controlados aleatorizados con diferentes dosis de curcumina y mayor número de muestra.

 

  • Sistema cardiovascular y síndrome metabólico

Algunos marcadores del síndrome metabólico y a nivel cardiovascular mejoran a partir de la suplementación del compuesto principal de la cúrcuma según reporta la literatura científica.

Se informa mejoras en los valores de triglicéridos, glucosa sanguínea en ayunas, presión diastólica sanguínea y HDL a partir de una dosis entre 800 a 2000mg durante alrededor de 8 semanas.

A nivel del sistema cardiovascular mediante una mejora en la función endotelial aumentando la dilatación mediada por flujo (FMD) con una dosis entre 150 y 400mg durante alrededor de 8 semanas.

También se ha investigado a nivel cardioprotector y del metabolismo de la glucosa, que condujo a una disminución significativa de la glucosa en sangre en ayunas, la hemoglobina glicosilada y el índice de resistencia a la insulina (HOMA-IR). Se usó una dosis de >300mg al día durante 12 semanas. Se sugirió que podría ser más interesante en pacientes con diabetes tipo II que con síndrome metabólico.

Por lo tanto, se puede observar que la curcumina, el compuesto de la cúrcuma, podría tener un efecto a nivel cardiovascular, aunque se requiere mayor número de estudios. 

 

  • Personas con enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA)

En personas con enfermedad del hígado grado no alcohólico se observa una mejora de los niveles metabólicos.

En ciertos estudios se reporta una reducción significativa de los niveles de enzimas hepáticas en suero: alanina aminotransferasa y aspartato aminotransferasa a partir de 50 a 2000mg/día. En otra revisión de estudios se observan reducciones en el colesterol total, lipoproteínas de baja densidad (LDL), glucosa en ayunas, índice de resistencia a la insulina (HOMA-IR), insulina sérica, pero no en HDL ni triglicéridos, IMC ni peso corporal.

 

  • Composición corporal, circunferencia de la cintura

Se ha investigado el efecto de la curcumina, el compuesto de la cúrcuma, en la reducción del peso, el IMC y la circunferencia de la cintura en personas con obesidad sanas y con ciertas patologías. Los resultados comentan una mejora en el peso y el IMC a partir de una dosis de 1000mg al día durante al menos 8 semanas, pero no en la circunferencia de la cintura.

 

  • Otros beneficios del principal compuesto de la cúrcuma, la curcumina

Este compuesto tiene un gran interés y se realizan muchas investigaciones cada año a nivel por ejemplo del síndrome del ovario poliquístico, como antineoplásico,

 

Cómo tomar la cúrcuma: dosis, duración y formato

En general, una dieta que contenga cúrcuma como especia en las comidas también podría aportar beneficios generales, pero la suplementación de su compuesto potencia los efectos. La curcumina se toma con dosis que varían desde los 150mg hasta los 2000mg en las investigaciones científicas. Para que se observen efectos suele necesitarse una duración alrededor de 8 semanas.

Su ingesta puede ser a partir de cápsulas o en forma de polvo y es totalmente seguro con menos de 8g/día. Uno de los mayores problemas de la curcumina es su baja biodisponibilidad debido a la baja absorción intestinal y el metabolismo, por ello se investiga cómo mejorar su biodisponibilidad y se ha observado que  partir de la piperina (proviene de la pimienta)  o el aceite de cúrcuma o reduciendo el tamaño de la curcumina puede ser beneficioso. Otras opciones que se han estudiado son a partir de lecitina, formas de entrega sólidas, líquidas, hidrofóbicas o hidrofílicas.

Por ello, como dependiendo de la forma la biodisponibilidad cambia, las dosis también lo harán. Recomendamos que esto lo valores un profesional sanitario según el caso.

Últimos Posts
Producto añadido a Favoritos